Pasar al contenido principal

2019, año de la confrontación García Alcocer-López Obrador

Una crítica hecha por el Comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Ignacio García Alcocer el pasado 14 de febrero hacia las ternas que envió al Senado, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para ocupar cuatro vacantes de Comisionados en el órgano regulador, desató cuatro encuentros públicos entre ambos titulares.

El primero de ellos ocurrió un día después de que García Alcocer subrayara un desbalance en los 12 perfiles propuestos por el Ejecutivo, los cuales se inclinaban más hacia hidrocarburos que en electricidad.

La respuesta de AMLO en su conferencia matutina fue clara y directamente en contra del titular de la CRE al asegurar que éste tenía conflicto de intereses. “Sale a declarar el Presidente de este organismo, de esta Comisión Reguladora de Energía de que estaban mal las termas que yo proponía, entonces como tengo derecho de réplica, voy a dar a conocer ahora de que el señor tiene conflicto de intereses”, declaró la mañana del 15 de febrero.

El segundo duelo público se suscitó el viernes 16 de ese mes, donde desde las instalaciones de la CRE, Guillermo García ofreció una breve conferencia de prensa en la cual respondió a las acusaciones del Presidente de México y afirmó no haber incurrido en ningún conflicto de interés pese a su relación con dos parientes de su esposa.

“Un hermano de mi esposa trabaja en una empresa proveedora de la industria de energía eólica. Hago énfasis en que esta empresa no es regulada por la CRE, razón por la cual las decisiones de la CRE no pueden tener ningún tipo de injerencia hacia la misma”, declaró.

“También en la declaración quedó asentado que un primo de mi esposa trabaja en una empresa que sí cuenta con un permiso de la CRE. Dicho permiso fue otorgado antes de que yo fuera designado Comisionado por el Senado de la República”, expuso Alcocer.

El tercer encuentro tuvo fecha el 18 de febrero en Palacio Nacional, recinto en el cual AMLO, acompañado de Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP) anunciaron la apertura de una investigación de oficio a García Alcocer, por un posible conflicto de interés debido a un contrato de 2017 por transporte de gas natural a empresas ligadas al funcionario.

Asimismo, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera informó que empresas relacionadas al hermano de la esposa de García Alcocer y a un pariente de ésta en cuarto grado podrían haber triangulado recursos y hasta lavado dinero.

Horas más tarde, otra conferencia de prensa expres por parte del titular de la CRE dio espacio al cuarto enfrentamiento mediático. Aquí Alcocer, reiteró su actuar conforme a la ley y solicitó una audiencia con el Presidente López Obrador al tiempo de mostrar su preocupación sobre el uso de instituciones de gobierno con fines políticos.

“Le pido desde aquí una audiencia al Presidente de México. A título personal le digo: ambos somos padres de familia, ambos somos funcionarios honestos, trabajemos juntos por México”, dijo Alcocer.

La reunión llegó hasta el 26 de febrero en Palacio Nacional y tuvo una duración de poco más de 60 minutos, dando así una tregua que llegará a su fin el próximo 15 de junio cuando se haga efectiva la salida de Guillermo García Alcocer de la CRE.