Pasar al contenido principal

Licitaciones petroleras, el recuerdo de un mecanismo para impulsar el sector energético

Un día como hoy, pero hace cinco años, se realizaba con éxito la Segunda Licitación de la Ronda Uno en la cual se otorgaron tres contratos para extracción de hidrocarburos bajo la modalidad de producción compartida donde ENI International, PanAmerican Energy LLC y Fieldwood Energy LLC fueron las empresas ganadoras.

Tras presentar la mejor propuesta, ENI se adjudicó el área contractual número uno, el cual agrupaba los campos Amoca, Miztón y Tecoalli; el segundo bloque se le concedió al consorcio entre PanAmerican Energy LLC y E&P Hidrocarburos y Servicios en el cual se encontraba el campo Hokchi, mientras que el tercer bloque se le entregó al consorcio formado por Fieldwood Energy LLC y la firma mexicana Petrobal  con los campos Ichalkil y Pokoch.

areas

 

En esta segunda convocatoria de la Ronda 1, participaron 15 empresas nacionales e internacionales de reconocida capacidad y solvencia agrupadas en 9 licitantes que presentaron un total de 15 ofertas por los nueve campos localizados frente a las costas de Campeche y Tabasco. 

En ese momento, a través de un comunicado, las autoridades federales consideraban a este proceso como una apertura hacia la modernización del sector energético, teniendo como base prácticas internaciones de transparencia y rendición de cuentas.

“Siguiendo las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia y rendición de cuentas, el Estado, representado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), con la participación de la Secretaría de Energía y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, avanzan con los procesos de licitación para asignar los contratos para extraer los hidrocarburos de la Nación bajo las mejores condiciones para el Estado”, detallaba el Boletín de Prensa No. 022.

A cinco años de este suceso, Arturo Carranza, especialista independiente del sector energético, consideró que las autoridades deben retomar este ejercicio, ya que su objetivo es complementar la producción de hidrocarburos de Pemex para abastecer el mercado interno.

“El argumento era muy simple y benéfico, ya que, si Pemex no tiene la capacidad para incrementar su producción, los particulares pueden complementar las inversiones de la empresa productiva del Estado”, manifestó el especialista a Energy21.

Carranza refirió que este tipo de ejercicios ayudarían a Pemex dadas las condiciones actuales en las que se encuentra porque contribuirían a elevar la producción de petróleo y generarían mayores inversiones.

“Retomar estos mecanismos tiene beneficios muy claros y pertinentes, ya que actualmente Pemex se encuentra en proceso complicado, por lo cual le ayudarían a elevar la producción de petróleo. la cantidad de inversiones en el país e incrementar la recaudación de ingresos petroleros”, puntualizó.

Desde su llegada al poder, la administración encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador puso un freno a las rondas de licitación, incluso dos de ellas ya con fecha para llevarse a cabo (Ronda 3.2 y 3.3) por la CNH.

Los motivos de la cancelación de ambos procesos por el órgano regulador derivaron de la solicitud por parte de la Sener sobre la exclusión de las 37 y nueve Áreas Contractuales de las Licitaciones, con objeto de revisar la política energética para evaluar los resultados, así como avances de los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos vigentes. 

Comenta y síguenos @josemartin_mx @Energy21Mx