Pasar al contenido principal

CCE respalda trabajo de la IP en el sector energético

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) respaldó el trabajo hasta ahora realizado por la iniciativa privada en el sector energético nacional. Desde su óptica, su participación tras la Reforma Energética ha sido beneficiosa y resulta fundamental.

“Se ha traducido en inversiones de más de 11 mil millones de dólares, y planes futuros por más de 36 mil millones de dólares”, sostuvo este jueves en un comunicado oficial.

Asimismo, el organismo presidido por Carlos Salazar retomó datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) que indican una producción actual de los contratos otorgados  de casi 50 mil barriles por día y con miras a alcanzar los 280 mil barriles diarios en 2024.

“La apertura a la participación del sector privado permite complementar las inversiones necesarias para detonar la competitividad de México, al apostar por un área estratégica para el desarrollo regional y económico de nuestro país”, afirmó el CCE.

Lo anterior deriva de las recientes declaraciones del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador quien nuevamente cuestionó los resultados de las empresas ganadoras en las rondas petroleras celebradas en el periodo de Enrique Peña Nieto.

“¡Cómo vamos a convocar a nuevas rondas! No tiene sentido. Esto no es un asunto político, ideológico, es juicio práctico. ¿Para qué quieren contratos sino invierten?”, dijo López Obrador en Palacio Nacional.

A juicio del CCE, el modelo de rondas petroleras permite que se potencie la exploración y producción, sin que el Estado asuma riesgos ni pérdidas de ningún tipo, además de recibir regalías e impuestos.

Por su parte, la Amexhi asegura que se han cumplido al 100% con los compromisos contractuales de inversión comprometida, programas mínimos de trabajo, perforaciones de pozos, avance en planes aprobados, incorporación de reservas y generación de conocimiento en los plazos establecidos.

“Estamos convencidos de que el modelo de rondas y asociaciones ha sido exitoso en la medida en que el Estado Mexicano no ha asumido el riesgo de explorar. Al contrario, gana las contraprestaciones que se generan de la actividad industrial, mismas que puede reinvertir en sus planes de política pública para generar bienestar”, apuntó la Asociación también en un escrito público. 

Comenta y síguenos: @Energy21Mx