Pasar al contenido principal

IEnova y TC Energía ponen en marcha gasoducto marino

Las empresas transportistas Infraestructura Energética Nova (IEnova) y TC Energy Corporation (TC Energía) anunciaron este martes el inicio de la operación comercial del gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan el cual incrementará significativamente el abasto confiable de gas natural y abastecerá la creciente demanda en la zona centro y sur-sur este del país.

Lo anterior ocurre casi un año después de la fecha original (octubre 2018) para su puesta en marcha consecuencia principalmente por retrasos en la construcción así como por la disputa entre las trasnacionales y el gobierno mexicano, específicamente con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Tras haber alcanzado el acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y con el Gobierno de México, este importante proyecto de infraestructura energética provee un vínculo fundamental entre el abundante abasto de gas natural de bajo costo y los mercados crecientes en México para las décadas por venir”, destaca Robert Jones, Presidente de TC Energía en México.

En comunicado, las dos firmas recordaron que la capacidad del gasoducto es de 2 mil 600 millones de pies cúbicos de gas natural al día los cuales servirán para alimentar a varias plantas de generación ubicadas en Altamira, Tuxpan y en la región central de México a través de sus interconexiones con los gasoductos de Tuxpan y Tamazunchale de TC Energía y con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas), el sistema nacional operado por el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas).

“Este importante proyecto garantizará el abasto confiable y seguro de un combustible económico, eficiente y amigable con el medio ambiente para promover el desarrollo económico, la creación de empleos y el bienestar de los mexicanos, dijo Tania Ortiz, Directora General de IEnova.

El proyecto representa aproximadamente 2 mil 600 millones de dólares de inversión en infraestructura e involucró la creación de más de 3 mil empleos durante su fase de construcción. El ducto de 772 kilómetros (480 millas), de 42 pulgadas de diámetro, corre mar adentro desde la frontera con los Estados Unidos cerca de Brownsville, Texas, a Altamira en Tamaulipas, desde donde continúa hacia Tuxpan en el estado de Veracruz. 

Comenta y síguenos: @Energy21Mx